heavy

TIPS Y CONSEJOS

No te pierdas las últimas novedades que tenemos para ti.

Cuando usted siente que la leche materna es insuficiente

La apariencia del bebé, cómo toma su leche, la cantidad y frecuencia de la orina y deposiciones y el peso de su bebé le indicarán si usted está produciendo suficiente leche. El llanto frecuente del bebé y un crecimiento ligero de los pechos no evidencia que se está produciendo poca leche. La secreción de leche materna se incrementa y la cantidad de leche producida se estabiliza a medida que usted continúa amamantando. La apariencia del bebé y sus causas: Puede haber otras causas para los síntomas que la hagan pensar que su leche es insuficiente. Por ejemplo: – Su bebé llora frecuentemente, se despierta y llora mientras duerme. – Aun cuando su bebé ha tomado suficiente leche, puede estar de mal humor o tener un sueño ligero por otras razones. – Su bebé quiere alimentarse frecuentemente. – Debido a que la leche materna se digiere fácilmente, y no produce un sentimiento prolongado de llenura, los intervalos entre una alimentación y otra son siempre cortos. – Adicionalmente la taza de crecimiento de su bebé no siempre será igual. Su bebé querrá alimentarse con más frecuencia durante los períodos en que crece más rápidamente. – Sus pechos no aumentan de tamaño. – Los pechos de la madre con frecuencia se reducen de tamaño unas cuantas semanas después del nacimiento del bebé, pero esto no significa que la producción de leche ha disminuido. – Sus pechos se reducen se dice que el tamaño de los pechos no tiene ninguna relación con la producción de leche. – La cantidad de leche que su bebé ingiere es pequeña. – La cantidad que toman difiere de bebé a bebé. Un indicador más preciso es si su bebé está ganando peso o no. – Solo sale un poquito de leche materna. – Se dice que no es lo mismo la cantidad de leche secretada que la cantidad que toma el bebé. Señales de que el recién nacido está tomando suficiente leche: – Toma del pecho por lo menos ocho veces en 24 horas. – Durante una alimentación, su ritmo de succión disminuirá a medida que salga la leche, y sonidos de que está tragando se podrían escuchar. – Está alerta, tiene un buen tono muscular y una piel saludable. – Está contento entre comidas (aunque bebés bien alimentados pueden estar molestos por otras razones, haciéndoles creer a las madres que no recibieron suficiente leche). – Moja el pañal seis veces o más en 24 horas con una orina pálida y diluida. – Tendrá de tres a ocho deposiciones en 24 horas. A medida que crecen los bebés, las deposiciones serán menos frecuentes. – El mostrará que gana peso consistentemente, a un promedio de 18-30 gramos por día. – El pecho de la madre puede sentirse lleno antes de amamantar y más suave después de hacerlo, aunque no todas las madres experimentan un cambio dramático.